Celebran Día del Trabajador de la Salud en el CNICM

Los trabajadores del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas -Infomed conmemoraron este viernes el Día del Trabajador de la Salud y de la Medicina Latinoamericana en ceremonia efectuada en la sede de nuestra institución.

En presencia de la ingeniera Damiana Martín Laurencio, directora del CNICM-Infomed, así como de otros vicedirectores y jefes de departamentos, el Dr. Roberto Zayas Mujica, vicedirector de Servicios Informativos, calificó al sabio cubano Carlos Juan Finlay como el más profundo e intenso investigador de la fiebre amarilla.

Agregó que su victoria quiso ser escamoteada por Estados Unidos para favorecer a Walter Reed, quien presidió en 1901 la cuarta comisión estadounidense que vino a Cuba para "demostrar"que la fiebre amarilla tenía un origen bacteriano y que por tanto Finlay estaba equivocado. 

Sin embargo, argumentó, la oposición a reconocer a Reed como verdadero descubridor se puso de manifiesto cuando Francia decide otorgar a Finlay en 1911, la orden oficial de la Legión de Honor e Inglaterra la medalla Mary Kinsley, concedida en el mundo solo  a los científicos Mauson, Ross, y al genial Koch, decubridor del bacilo de la tuberculosis.

En otra parte de su intervención, Zayas Mujica expresó que en Cuba, a fines de mayo de 1881, se produjo de forma explosiva una epidemia de dengue hemorrágico que se concentró en un lapso de poco más de cuatro meses y durante la cual se reportaron 344 203 casos, ahí estaban la teoría y el pensamiento de Finlay presentes.

Ese mismo año, precisó, la Unesco instituyó por primera vez el Premio Internacional Carlos J. Finlay para reconocer avances en Microbiología e incluyó al sabio en su revista como uno de los seis microbiólogos más destacados de la historia mundial.

El Vicedirector de Servicios Informativos resaltó la labor que desempeñan los trabajadores de la salud en Cuba y en otras naciones  y mencionó que tras el triunfo de la Revolución se consideró que el 3 de diciembre de cada año aconteciera una fecha de homenaje para todos los integrantes del sector. 

Solo un modelo humanista de atención a la salud permite elevar la calidad de vida de los más humildes, afirmó Zayas, es por eso que quienes ejercen con eficiencia y conciencia esta noble función están en un escalón superior de la dignidad humana.

En nuestra institución nos corresponde el compromiso de producir, adquirir, organizar, diseminar y usar la información científica necesaria para mejorar la salud del pueblo cubano y otros pueblos. (JNM)