Basado en hechos reales

Por Helson Hernández

Cuando la entrega media entre la responsabilidad que tenemos con nuestras obligaciones y el amor con que se acometen, entonces se alcanza la plenitud en el hecho mismo. Un día de trabajo en el Servicio de Anestesia, de las unidades quirúrgicas ubicadas en el quinto piso, del Hospital Hermanos Ameijeiras, es prueba de ello.

anestesiologia-editada-1Todo su personal, especialistas, técnicos y ejecutivos, conspiran para que la obra colectiva no solo les proporcione el cansancio al final de una agotadora jornada, teniendo en cuenta las características de esta área de la salud, también el resultado que sobrepasa en ocasiones las expectativas, en comparación a otros centros asistenciales, debido a los numerosos pacientes que en un solo día completan el programa quirúrgico del referido hospital.

Sin pausa desde que la mañana anuncia un nuevo programa laboral, resulta a veces hasta increíble el nivel de dinámica entre su personal, que acomete con habilidad y con la menor perdida de tiempo posible, cada hecho quirúrgico para incorporarse al siguiente.

Todo ello sin dejar de pasar por alto la saludable comunicación entre cada miembro del referido servicio, el cuál hace de este lugar, para muchos temido, una especie de familia en la que fluyen los criterios, el respeto y los afectos, fortaleciendo aún más la armonía colectiva y el éxito en cada caso que estos especialistas acogen con su sabia.

Lo interesante, es que los futuros profesionales que allí desarrollan su residencia en la especialidad, no solo adquieren el conocimiento, sino todo ese ritmo que llega a convertirse en clase magistral de cómo aprender a trabajar en equipo, garantizándoles una formación académica y práctica muy enriquecedora, pero a la vez conviviendo con los valores humanos que son un hecho en el quinto piso del Ameijeiras. 

Quienes ostenta la condición de anestesiólogos, y todo el resto del personal que apoya esta admirable profesión, generalmente pasan inadvertidos cuando se habla del éxito en una cirugía ante aquellos que desconocen la importancia y esencia de la especialidad.

Por ello es justo invitar a nuestros lectores a profundizar, a través de estas letras, en los valores del servicio antes mencionado y compartir las anécdotas de quienes hacen allí una meritoria obra.

Uno de sus especialistas de más años de labor, el Doctor y Profesor Evaristo A. Febles Piñar, lo valora con estas palabras: El Departamento de Anestesiología y Reanimación yo lo calificaría como un colectivo que sencillamente cumple su objetivo social, brindar una asistencia médica con alta profesionalidad y sentido de humanidad, pocas veces alcanzado en otros servicios del país.

Otro de sus fundadores, el Doctor Manolo Rivero, resume qué aspectos notables pudieran distinguir a esta Institución Médica: Desde su inauguración fuimos convocados para ser un hospital de nuevo tipo y de referencia nacional. Aquí atendemos a todos lo colaboradores cubanos que se encuentran en el exterior, a los estudiantes que cursan en la ELAM (Escuela Latinoamericana de Medicina) y además de los pacientes que nos llegan de todo el país.

anestesiologia-editada-2Hemos graduado a decenas de especialistas cubanos y de otras naciones que hoy ponen en práctica  sus conocimientos en todo el mundo. Las disímiles tareas encomendadas en otros países apoyando en desastres naturales como colaboradores o  misiones internacionalistas, la participación en eventos de carácter científicos; en fin, pienso que verdaderamente hay rasgos que pudieran distinguirnos dentro de la salud pública cubana, y estos sin dudas son algunos de ellos.  

  La doctora Rosita María Abat Hernández, también especialista del Servicio de Anestesia del Ameijeiras, nos describe esta profesión que ha desempeñado durante años, basándose en su vasta experiencia:

Para mi es la más noble que existe, pues se encarga de eliminar el dolor, los recuerdos desagradables de un acto quirúrgico, mantenemos el equilibrio ante las agresiones que desarrolla la propia cirugía, y es al mismo tiempo la especialidad prácticamente más ignorada por las personas que no son afines con la profesión médica en general.

anestesiologia-editada-3Y finalmente, no se podría obviar la importancia que posee la estrecha relación del Departamento de Recuperación con la labor anestésica en las unidades quirúrgicas, la doctora Gisela es una de sus especialista principales y resume allí gran parte de su tiempo, además de supervisar pedagógicamente a las nuevas generaciones, transmitiendo sus conocimientos:

A recuperación van todos los pacientes operados con cualquiera que haya sido la técnica anestésica empleada, ya sean casos ambulatorios u hospitalizados. Los pacientes más complicados permanecen bajo nuestra atención hasta por 24 horas, velando sin descanso por su evolución el equipo que esté en cada guardia.

Junto a nosotros quienes aún estudian su especialidad, aprenden a controlar y enfrentar con profesionalidad todas esas complicaciones, por eso recuperación es un área importante para el proceso de formación, ya que integra y orienta.

Resumiríamos como en aquellos materiales fílmicos donde la historia se apoya en la realidad, ha sido este trabajo un homenaje a la labor diaria de todo el personal del Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Hermanos Ameijeiras, Basado en hechos reales.