Cirugía laparoscópica: ¿cómo evitar las complicaciones perioperatorias de la anestesia?

La valoración exhaustiva del paciente oncológico antes de ser intervenido con una cirugía laparoscópica es uno de los procedimientos indicados para evitar las complicaciones perioperatorias de la anestesia, aseguró este viernes la Dra. Haydeé Pascual Villardefrancos.

Tras concluir el módulo Complicaciones perioperatorias en el paciente oncológico, insertado en la última sesión de trabajo del IX Congreso Cubano de Anestesiología y Reanimación, la Dra. Pascual añadió que también es importante realizar una selección adecuada del paciente, pues no todos los enfermos pueden ser operados por este método. 

La especialista en Anestesiología y Reanimación del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología, Inor, agregó la importancia de detectar qué situación tiene el paciente desde el punto de vista oncológico y si además presenta otra afección como puede ser la hipertensión o la diabetes.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta para evitar las citadas complicaciones es contar con un cirujano experimentado, que domine las peculiaridades de este tipo de cirugía. De esta forma, refirió, se evitan, en la mayoría de los casos, la aparición de tales complicaciones.

Al evaluar el intercambio de opiniones entre los ponentes del módulo y los presentes en la sala 1930 del Hotel Nacional de Cuba, la Dra. Pascual valoró de positivo ese momento del evento.

Pienso que se elevó el nivel profesional y de conocimientos de mis colegas acerca de estas complicaciones que ocurren tanto en el adulto como en el niño.

La también miembro del comité organizador del congreso opinó que la cirugía laparoscópica se practica poco en el paciente oncológico, debido a que hay aspectos controversiales en relación con su aplicación.

Sin embargo, precisó, hay estudios de consenso realizados por la Escuela Europea de Cirugía Endoscópica que avalan su utilización e incluso en Cuba hay una experiencia muy buena, ya que hay pacientes oncológicos con una sobrevida superior a los cinco años que fueron operados por esta vía. 

Observo un futuro promisorio en relación con la aplicación de la cirugía laparoscópica en enfermos con neoplasias malignas. Estoy convencida que se va a incrementar su uso en la medida que los cirujanos tengan más información sobre sus posibilidades y adquieran mayor conocimiento acerca de su empleo. (JNM)