Terry, inspirador de todos

Llene el formulario para agregar un recurso en el directorio de CWIS. Los datos que se aportan deben ser revisados y aprobados por los especialistas, por lo que su publicación no es inmediata.

Las nueve letras que conforman la palabra esperanza constituyen la principal motivación de los participantes. Como en las doce ediciones anteriores hay un alto número de personas deseosas de perpetuar el ejemplo de Terry Fox en la carrera, en el maratón que lleva su nombre...

El ex narrador deportivo de la TV cubana, René Navarro, menciona que es el 19 de marzo de una mañana espléndida, con una temperatura agradable; señala la presencia de glorias cubanas del deporte como Enrique Figuerola, medallista de plata en la Olimpiada de Tokío, en 1964, y de Miguel Calderón, integrante del equipo de baloncesto ganador del bronce olímpico en la cita de Munich en 1972.

Adiciona un detalle singular cuando expresa que la carrera tiene un espacio similar en todos los territorios de Cuba, en sus ciudades, en sus municipios...

Justo a las 10.00 a.m., en sincronización con la emisora Radio Reloj, parten los participantes de varias edades: niños, jóvenes, adultos, ancianos; unos corren y otros caminan, lo más importante es participar; en efecto, es una fiesta por la vida, por la salud del ser humano.

Navarro agrega que también asisten otras dos glorias del deporte, Javier Sotomayor y Félix Savón; dos atletas, comenta, con destacadas actuaciones en diversas competiciones internacionales... 

También se incorporan discapacitados en sillas de ruedas, otros apoyados en sus bastones; acuden igualmente representantes del proyecto Alas por la Vida, del Club Terry Fox de San Antonio de los Baños. A las 10.23 retorna la mayor parte de los seguidores de Terry, entran vencedores en la meta situada frente a la sala Kid Chocolate, en el Prado habanero...

Entre ellos distingo a una joven que transita en silla de ruedas; con orgullo, muestra su sencilla pancarta en la que puede leerse: Cuba por Terry...

Media hora después del comienzo parece que todos llegaron; sin embargo un anciano se encarga de evidenciar lo contrario: sus pasos no son rápidos pero aún conservan parte del ímpetu de otros años; él también quiere llegar y lo logra, quiere mantener la esperanza de su inspirador, la esperanza de Terry. (JNM)