Premiados los ganadores de Una Esperanza de Vida

Llene el formulario para agregar un recurso en el directorio de CWIS. Los datos que se aportan deben ser revisados y aprobados por los especialistas, por lo que su publicación no es inmediata.

(foto: María del Carmen González) Desde hace siete años el servicio comunitario de información bibliosida de la Biblioteca Médica Nacional realiza un meritorio desempeño relacionado con la prevención del vih/sida y otras infecciones de trasmisión sexual, a través del concurso nacional de pintura y literatura Una Esperanza de Vida. Intervienen niños, jóvenes y adultos, motivados en reflejar por intermedio de esas artes una información oportuna acerca de la educación sexual, la sexualidad y otras temáticas afines.

Este viernes, integrado al programa de actividades que ejecuta la Editorial Ciencias Médicas en la XX Feria Internacional del Libro Cuba 2011, se practicó la ceremonia de premiación en la sala Alejo Carpentier de la fortaleza de San Carlos de la Cabaña.

Los ganadores del certamen fueron los siguientes:

Pintura

Primer lugar: Brenda Cabrera Rodriguez   Segundo lugar: desierto

Tercer lugar: Reynaldo Abel Mendoza Jiménez

Mención: Macsel Mantrana Grana

Literatura:

Premio: Lesly Hoyos Echevarría, género: poema, categoría: infantil      Premio: Lesyanet García Tamayo, género: relato, categoría: juvenil   Premio: Walter Marcial Martínez Rodríguez, género: cuento, categoría: adulto

Entregaron los diplomas de reconocimiento la Licenciada Bárbara Lazo, vicedirectora de Servicios Bibliotecarios del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas-Infomed y la Licenciada Margarita Pobea, jefa del Dpto. de Servicios Bibliotecarios de la Biblioteca Médica Nacional.  

Estaban presentes familiares de los concursantes, así como otros directivos de la Biblioteca Médica Nacional e interesados en la aludida temática. En nombre de los premiados, se dirigió al auditorio Walter Martínez, ganador del concurso entre los adultos.

Resaltó la importancia de Una Esperanza de Vida, indicando que todos los esfuerzos que se hagan en la prevención del vih/sida y otras infecciones de trasmisión sexual son pocos. Esas acciones, opinó, deben ser permanentes. (JNM)